21 may. 2010

Ellos son mis dos brazos...

Y me duele ver que se hacen daño sin quererlo.
Y me acongoja pensar en condicional.
Y me esperanzan porque les conozco.
Y me digan lo que me digan, lo van a seguir siendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario